-->

lunes, 27 de noviembre de 2017

PROMOCIÓN DEL CONJUNTO HISTÓRICO INDUSTRIAL DE LAS FÁBRICAS DE METALES DE RIÓPAR


La Dirección General de Turismo, Comercio y Artesanía de Castilla-La Mancha ha concedido una subvención  de 14,996 € a nuestra asociación, para la realización de acciones de promoción turística, dentro de las ayudas convocadas para paliar las pérdidas ocasionadas al turismo por el incendio de este verano.

Una tercera parte irá destinado a participar en una campaña promocional común con el resto de los pueblos de la Sierra de Segura, en la que se presentará el patrimonio industrial como uno de los valores importantes de nuestra cultura y su relación con el paisaje. El resto se invertirá en el diseño y normalización de un Sendero de Corto Recorrido asociado al Conjunto Histórico de las Fábricas de Metales de Riópar, que incluirá varias rutas; y en el diseño, edición y publicación de la primera tirada de un Libro-guía y plano-folleto para senderistas y visitantes, que ayuden a recorrer, entender  y disfrutar el conjunto histórico industrial en toda su amplitud.

Servirá de base fundamental para el establecimiento de visitas libres y guiadas.

Así mismo, el Ayuntamiento de Riópar recibirá una ayuda de 30000 € a través de la misma convocatoria, para promoción turística de la localidad; también destinará parte de la cuantía a acciones conjuntas de la Sierra de Segura.

A más tardar, los proyectos debe estar finalizado en el verano de 2019.

lunes, 2 de octubre de 2017

SAN MIGUEL, Patrimonio Industrial en peligro

INCENDIO EN LA NAVE PRINCIPAL DE "EL LAMINADOR"

La aldea de El Laminador, o San Miguel, como se llamaba en sus orígenes, está en grave peligro. 

Su deterioro se acelera a pasos agigantados.

La nave principal (conocida como "La Armadura", seguramente en referencia a la desaparecida sujeción de su techumbre, similar a la de la Nave de Varetas) sufrió un incendio el pasado 18 de septiembre, originado de madrugada. Los pocos vecinos que quedan, descendientes de familias obreras, alertaron a los bomberos. Llevan ya tiempo denunciando la falta de higiene y abandono de El Laminador. Los periódicos ( eldigitaldealabacete y elalabaceteño ) dan la noticia de “una nave agrícola y ganadera”, ya que se utiliza para guardar grandes cantidades de paja y estabular vacas y cerdos.

Entrada de El Laminador, el 18 de septiembre de 2017. Foto: M.Vera

La chimenea no fue afectada directamente por el incendio, aunque empieza a necesitar alguna revisión
 que asegure su conservación, ya que sufre pequeñas grietas y pérdidas en el ladrillo. Foto: M. Vera

Los bomberos cercando el fuego. Foto: M.Vera

Esta nave es patrimonio cultural, construida en 1790 por J.J. Graubner para albergar una máquina de cilindros de laminación. Produjo multitud de planchas metálicas para el forrado de navíos de la Marina Española durante todo el siglo XIX. Es un ejemplo único en Europa de arquitectura fabril de los siglos XVIII y XIX. 
El Laminador, 1879

En la imagen a continuación, un grabado de 1879, se ve la nave que ha sufrido el incendio: la de la chimenea más a la izquierda. Construida para dar salida al humo de una máquina de vapor, que no llegó a utilizarse aquí, es la única que queda en pie de las seis que hubo,  que nos recuerda que la aldea fue uno de los núcleos fabriles de mayor actividad de las Fábricas. 

Carlos Lemaur, arquitecto del Canal de Castilla, diseñó su presa en el río Mundo para mover los ingenios hidráulicos.

Hoy, el conjunto se encuentra en estado de abandono, y el uso que se le da causa el deterioro irreparable de las piedras de sus muros (orines y basura de animales, reutilización de partes para otros fines y otros daños). Se trata de parte importantísima del Conjunto Histórico, aunque su titularidad sea privada. Y también está protegido por la Ley. Es, además, escenario de manifestaciones singulares del patrimonio industrial inmaterial de Riópar, ligadas al 1º de Mayo. Un paisaje industrial muy bello, a orillas del río Mundo. Merece otro trato.

Interior de la Nave de la Armadura, en El Laminador, el 18 de septiembre de 2017. Foto: M. Vera


Portada quemada de la Nave de la Armadura, en El Laminador. Foto: M.Vera


También la chimenea necesita revisión. Hay demasiada basura por todos lados. Y el gran tejado corrido de las viviendas obreras se está derrumbando. Aún se está a tiempo de evitar el desastre de su hundimiento, pero no por mucho tiempo. Nuestro deber es frenar su pérdida. 

La asociación ha enviado una carta denunciando esta situación a las autoridades competentes en materia de Patrimonio Cultural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, poniéndolo también en conocimiento del Ayuntamiento de Riópar, que coincide en la necesidad de su protección efectiva. 

viernes, 22 de septiembre de 2017

Éxito de la conferencia "Buenas Prácticas en Patrimonio Industrial"

IMÁGENES DE LA JORNADA CELEBRADA EN RIÓPAR 


El pasado 15 de septiembre se celebró en Riópar una sesión del ciclo "Buenas prácticas en la conservación del Patrimonio Industrial", organizado por el Instituto de Patrimonio Cultural de España, dentro de las actividades del Plan Nacional de Patrimonio Industrial. La sala de Audiovisuales del Museo de las Reales Fábricas se llenó, en un éxito de participación del público, local y visitante.

Museo de las Reales Fábricas de Riópar. Foto: Margarita García Segura

La bienvenida vino de mano de Federico Moreno, alcalde de Riópar; Noelia Yangüas, coordinadora del Plan Nacional de Patrimonio Industrial, introdujo el ciclo de conferencias que vienen desarrollando desde hace un año, resaltando el caso de Riópar como un buen ejemplo de intervención ciudadana en  el proceso de revalorización del patrimonio. 

Noelia Yangüas y Federico Moreno. Foto: Mario Muñoz
En esta ocasión, la conferenciante fue Marta Vera, actual presidente de la asociación de Amigos de las Reales Fábricas de Riópar. Su charla se centró en mostrar el porqué de la importancia del patrimonio industrial de Riópar, a escala nacional e internacional, así como en las acciones llevadas a cabo por la ciudadanía en la recuperación del Conjunto Histórico fabril. El público participó en un animado debate que dio buena muestra del interés popular por recuperar el conocimiento y condiciones de trabajo y vida de los obreros metalúrgicos, algunos de los cuales estaban presentes en la sala. En ella intervinieron también María Perlines y Teresa Rico, técnicos de Patrimonio en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, resaltando la labor que la misma ha tenido en el proceso de revalorización de las Fábricas de Riópar. 

Marta Vera durante su conferencia. Foto: Mario Muñoz
Después, Peque Richarte presentó el libro recién publicado por la Diputación de Albacete, con el trabajo de investigación que ha realizado en la Biblioteca Nacional reuniendo artículos históricos sobre las Fábricas de Riópar. Un trabajo minucioso y riguroso, que arroja luz sobre una exitosa etapa muy desconocida del las Fábricas, el siglo XIX. La autora recibió un ramo de flores en reconocimiento a su desinteresada labor social en Riópar. Fue un acto bonito y emotivo.

Peque García Richarte en la presentación de su libro. Foto: Mario Muñoz

La jornada se completó con una visita a la Nave de Varetas, que ha sido restaurada recientemente gracias a la ayuda del Instituto de Patrimonio Cultural de España. Durante la visita se habló de los antiguos usos del recinto industrial, y del funcionamiento del mismo con la turbina Francis de su central hidroeléctrica, que aún se conserva en el interior de la nave.

En el exterior de la Nave de Varetas. Foto: Margarita García Segura
En el interior de la Nave de Varetas. Foto: Mario Muñoz


María Perlines, Teresa Rico y Federico Moreno. Foto: Marta Vera

En el interior de la Nave de Varetas. Foto: Mario Muñoz

En el interior de la Nave de Varetas. Foto: Marta Vera
En el interior de la Nave de Varetas. Foto: Marta Vera

lunes, 4 de septiembre de 2017

BUENAS PRÁCTICAS EN LA CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO INDUSTRIAL

15 de SEPTIEMBRE: CONFERENCIA EN EL MUSEO DE LAS REALES FÁBRICAS

Se celebra en Riópar una sesión del ciclo "Buenas prácticas en la conservación del Patrimonio Industrial", organizado por el Instituto de Patrimonio Cultural de España, dentro de las actividades del Plan Nacional de Patrimonio Industrial. El IPCE valora el caso de Riópar como un buen ejemplo de intervención ciudadana en  el proceso de revalorización del patrimonio.

Tendrá lugar el próximo viernes 15 de septiembre, en la sala de Audiovisuales del Museo de las Reales Fábricas de Riópar, a partir de las 11 de la mañana.

Nos darán la bienvenida Federico Moreno (alcalde de Riópar) y Noelia Yangüas, coordinadora del Plan Nacional de Patrimonio Industrial. Marta Vera, actual presidente de la asociación de Amigos de las Reales Fábricas de Riópar, dará una charla sobre la participación ciudadana en la recuperación del Conjunto Histórico fabril. A continuación, Peque Richarte presentará el libro recién publicado con el trabajo de investigación que ha realizado en la Biblioteca Nacional, reuniendo artículos históricos sobre las Fábricas de Riópar.

La jornada se completará con una visita a la Nave de varetas, que ha sido restaurada recientemente gracias a la ayuda del Instituto de Patrimonio Cultural de España.

La entrada es libre y gratuita,

POR FAVOR DIFUNDID, ¡OS ESPERAMOS!

jueves, 31 de agosto de 2017

ANTIGUAS VÍAS DE TREN MINERO DE RIÓPAR

HALLADO UN FRAGMENTO DE VÍA FÉRREA

Este verano, nuestra socia Peque Richarte ha depositado en el Museo de las Reales Fábricas de Riópar un trozo de vía férrea minera,  hallado en uno de sus muchos paseos por el Conjunto histórico.

Abandonado y protegido por la maleza del monte, ha llegado hasta nosotros el único vestigio material de la red de pequeñas vías férreas que se utilizaron hasta principios del siglo XX para el transporte del mineral (calamina o hierro) usado en las Fábricas.



En la imagen a continuación vemos una fotografía de la entrada de la mina María Rosa o Rosita, que se publicó en el periódico La Construcción Moderna, en 1908. En ella se ve claramente el sistema de vagonetas que estuvo en uso.

¡Gracias Peque!



viernes, 28 de abril de 2017

Patrimonio Industrial Inmaterial: Fiestas Obreras de Mayo

USOS SOCIALES, RITUALES Y ACTOS FESTIVOS  DE RIÓPAR

1 de Mayo: San José Obrero, fiesta patronal de El Laminador

El 1 de Mayo, fecha vinculada a la lucha internacional por los derechos obreros, se transforma en Riópar en fiesta patronal de la aldea industrial de El Laminador (San José Obrero y Artesano). Su chimenea en pie recuerda uno de los núcleos fabriles de mayor actividad de las Fábricas. Cuentan sus últimos habitantes que “con Franco”, había toque de queda a las 10 de la noche, marcado con el sonido de la campana de la entrada al recinto rectangular cerrado de sus viviendas y talleres. 


El antiguo laminador, hoy desaparecido, del edifico de la Armadura. 
Fuente: Archivo Histórico Fábricas de Riópar

El Laminador, situado al pie de las minas de cinc, produjo multitud de planchas metálicas para el forrado de navíos de la Marina Española durante el siglo XIX. Se trata un ejemplo único en Europa de la arquitectura fabril de los siglos XVIII y XIX; este conjunto de viviendas y talleres, que incluye escuela y taberna, conserva aún su forma original: una antiquísima colonia industrial, en su origen, pueblo minero.


La fiesta se abre por la mañana  con una misa al aire libre en honor del patrón, el santo “que calla y obra”. Después, la imagen del San José se lleva en procesión alrededor del interior del recinto fabril.

Fiestas de El Laminador, 2012 (Foto: M.Vera)
Tras la misa y procesión tradicionales, se cantan y bailan jotas. La música es otro de los grandes depósitos de patrimonio inmaterial, desde la sutileza u obviedad de sus letras a las cadencias sonoras que acompañan cada tipo de verso o composición. Los platillos de latón están fundidos “en la fábrica”.  Después de la misa comienzan los juegos tradicionales de las fiestas de la aldea, con protagonismo de la bicicleta, en los que participan niños y mayores. El actual estado ruinoso de la aldea, la falta de atención de las administraciones responsables (su titularidad es privada, pero está declarado Bien de Interés Cultural -como parte importante del Conjunto Histórico Industrial de las Fábricas de Riópar-, lo que debiera obligar a su mantenimiento), y la falta de iniciativa de la Iglesia ha dado como resultado el abandono de esta fiesta, íntima expresión de la identidad fabril de Riópar. En la cercana aldea Casa de la Noguera (de fundación anterior a la de las Fábricas), sin embargo, existe una tradición que se mantiene muy viva:

3 de Mayo: el Baño de la Cruz y Los Mayos

La Casa Noguera, enclave del Molino que construyó el fundador de las Fábricas de Riópar en el siglo XVIII, mantiene muy viva una traición relacionada con el rito de la bendición de las aguas, por medio de la inmersión en ellas de la Cruz de Caravaca, fundida por nuestros maestros metalúrgicos. La Compañía Metalúrgica de San Juan de Alcaraz adoptó esta cruz como marca de fábrica en 1889. La festividad de La Cruz es el día grande del vecino pueblo de Caravaca de la Cruz, donde primigeniamente “todo se realizaba en este día, bajando en procesión la reliquia a primera hora de la mañana hasta el templete para verificar en él la ceremonia y tras la misma regresar rápidamente hasta el santuario, concluyendo todo a medio día”; esto es exactamente lo que se continúa haciendo hoy en La Casa Noguera. 

La cruz que se baña actualmente está fundida en latón en años recientes, y muestra una imagen de la Virgen María y la pareja de ángeles involucrada en el mito del milagro eucarístico de Caravaca. Sin embargo, según se recuerda, la que se venía usando “heredada de las abuelas”, se parece más a la que conserva el Museo del Traje y Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico: una cruz patriarcal de bronce  del siglo XVIII,  sin ángeles, dedicada en el anverso a San Juan Bautista.



Cruz de bronce dedica a San Juan Bautista, (s.XVIII), y cruz de latón en uso en Riópar. 
Fuente: Museo del Traje y CIPE y familia de Maximiliano Lozano


Son los propios vecinos los que disponen y adornan el altar con flores, hojas y objetos de sus propias casas. Una tradición no exenta de humor: encima de la Cruz se coloca una manzana, a la que dicen “el pero”. De este modo se adelantan a que algún vecino quiera “ponerle peros” a cómo se ha vestido el altar ese año.

Lavadero de Casa Noguera, con sus caños de latón
de la Fábrica, donde se baña la Cruz de Mayo
La fiesta de la Casa Noguera es también conocida como Los Mayos, ya que tras el baño de la Cruz se cantan los Mayos y folías  de la Casa Noguera, acompañados principalmente de laúdes y objetos caseros como almireces de bronce. Después se toca y baila en la plaza. 

La celebración de los Mayos es propia de pueblos cuyo ciclo de vida se halla fuertemente marcado por el transcurso de las estaciones; en toda Europa existen variantes similares de la misma festividad. Tiene una connotación ritual, dedicada antiguamente a la diosa primaveral (Maia o Afrodita)- hoy a la Virgen María; o a los árboles, simbolizado hoy con la cucaña: un palo adornado y ensebado por donde se trepan los hombres (uno de los juegos de la fiesta de El laminador -donde hace no muchos años también se bañaba la Cruz- que se ha perdido con los cambios de formas de vida). 

También se relaciona con el agua (ritos arcaicos de purificación) y San Juan Bautista. El 30 de Abril se “atan las sogas”: los hombres adornan las calles del pueblo. Y el día 3 se “echan” los Mayos a las mujeres jóvenes. 
Danzas de la Cruz de Mayo

En ella se va describiendo (y exaltando) poco a poco el humano cuerpo de la Virgen, y se insertan los nombres de las nuevas parejas, animando al amor; tiene la peculiaridad de conservar folías, estrofas con una musicalidad arcaica que se cantan al final con voces muy agudas y ritmo más rápido, que en el caso de La Casa Noguera añaden un toque de humor en sus letras y se prestan a la improvisación, a diferencia del Mayo central. 
La letra de los Mayos y folías  de la Casa Noguera puede escucharse, gracias a la labor de la Universidad de Castilla-La Mancha, aquí




[1] La fecha conmemora la muerte de varios obreros de una fábrica norteamericana (los “Mártires de Chicago”) a manos de los patronos en 1886. Pedían la jornada laboral de 8 horas.
[2] Según expone por Francisco Fernández García, estudioso y archivero en el Archivo Municipal de Caravaca de la Cruz , ver